¿Cómo calcular el coste de un hábito o costumbre?

12 enero, 2012 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Curiosidades

Comer a una hora determinada, revisar el correo, leer la prensa o hacer deporte, son ejemplos de algunas de las actividades que hacemos a diario. ¿Alguna vez nos hemos preguntado qué nos motiva a realizar acciones de forma automática? Y es más, ¿os habéis planteado si se puede calcular el coste de un hábito?

Tomando como referencia un estudio científico realizado en la Universidad de Londres, queremos invitaros a calcular cuánto tiempo es necesario para establecer una nueva costumbre y su coste en términos económicos.

Phillippa Lally y Jane Wardle, dos investigadoras científicas del University College of London realizaron recientemente un estudio con el objetivo de demostrar de forma científica cuánto tiempo es necesario para adquirir un hábito o costumbre sin que intervenga la fuerza de voluntad.

Explicación del estudio que calcula el coste de un hábito

  • Las investigadoras ofrecieron a un grupo de 96 personas elegir entre tres nuevos hábitos para realizar a diario: comer fruta durante el almuerzo, beber agua (no alcohol) durante el almuerzo o salir a correr 15 minutos después de cenar.
  • Una vez hecha la elección, los participantes debían realizar el nuevo hábito durante un periodo de 12 semanas.
  • Cada día, los participantes eran monitorizados y analizados a través de un test que incluía preguntas relacionadas con sensaciones y comportamientos automáticos: ¿es duro hacer?,
    ¿podrías hacerlo sin pensar?, etc.
  • Cumplidas las 12 semanas se analizaron las respuestas.

coste de un hábito
Comer futa o beber agua durante el almuerzo y salir a correr,
eran las opciones de los participantes en el estudio

Resultados obtenidos

Una vez analizados los resultados, se llegó a la conclusión de que es necesario un promedio de 66 días para que una actividad autoimpuesta se convierta en un hábito o costumbre automática.
También se dedujo que hay actividades que requieren un mayor periodo de adaptación que otras. Por ejemplo, los participantes que eligieron la opción de beber agua o comer fruta durante la comida, se adaptaron a su nueva situación más rápido que los participantes que escogieron la opción de salir a correr a diario.

Tomando como base este estudio, vamos a intentar valorar el coste económico que tendría para una persona comenzar un hábito saludable que no haya realizado antes: footing.

Valorando intangibles

Supongamos que una persona cercana es la encargada de ayudarnos a adoptar el saludable hábito de hacer footing de forma automática y nosotros le queremos corresponder económicamente.

Para saber lo que cuesta aproximadamente, tomamos como referencia el sueldo mínimo interprofesional establecido en España en 2011, que es de 21,38 €/día. Por otro lado, utilizamos los datos obtenidos en el estudio realizado por las dos investigadoras de la Universidad de Londres, con el objetivo de establecer el tiempo necesario que nos llevaría adquirir el hábito de hacer footing. El resultado sería que necesitaremos estar trabajando con esa persona 66 días para adquirir el hábito y hacerlo nosotros mismos sin necesidad de contar con los servicios, ni ayuda de nadie. El coste final de adquirir ese hábito ascendería a 1.411,08 €.

Este podría ser un ejemplo de cómo calcular el valor de un intangible, como es el caso del cálculo de un hábito saludable.


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar