Arqueología o la ciencia que determina el valor de los objetos

4 septiembre, 2012 Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Curiosidades

Numerosas obras de arte que acaban en subastas y en manos de coleccionistas provienen de yacimientos arqueológicos de todo el mundo. La Arqueología es central en la recuperación y en la valoración de objetos, datando el origen y la antigüedad de los mismos. En Restauración y conservación de bienes: arqueología nos adentrábamos en las técnicas pero, ¿cuál es su historia?

De restos antiguos a culto artístico

Aunque algunos expertos afirman que el primer arqueólogo fue Nabónido (539 a.C.), último soberano de Babilonia, no es posible hablar de arqueología hasta el Renacimiento. En esta época aparecen las primeras colecciones, como las del Vaticano, y la mentalidad científica del momento empieza a ser fuerte y abierta.

En estas condiciones, los restos antiguos comienzan a verse como objetos de culto artístico, aunque muchas de estas joyas arqueológicas se perdían durante las intervenciones a causa de métodos de excavación demasiado abrasivos. Solía utilizarse dinamita o se cavaba simplemente hasta dar con algún obstáculo.

arqueología

Métodos de excavación para arqueología

En el siglo XIX, los métodos de excavación empiezan a ser más rigurosos con la parcelación y el estudio previo de la tierra antes de la intervención, permitiendo además el registro de yacimientos.

La recopilación de artículos de épocas pasadas permitió conocer y transformar la edad antigua. Acabó con las dudas sobre el espacio temporal anterior a la Mesopotamia del 3.500 a.C., dejando a la luz la historia de la escritura babilonia y jeroglífica de los egipcios, así como la Prehistoria.

La exactitud del carbono 14

Pero la datación de los objetos era todavía una tarea difícil y sujeta a interpretaciones, marcada por métodos comparativos. La Física y la Química hicieron más sencilla la obtención de la fecha de un bien artístico. Fue la famosa datación radiocarbónica o Carbono 14.

Esta prueba consiste en medir la cantidad de C-14 que existe en un cuerpo. La sustancia se reduce a la mitad al morir tras el paso de 5.730 años. Con este sistema se puede datar la época de un cuerpo pero también de los objetos que aparecen a su alrededor, sobre todo en tumbas, ya que normalmente estos artículos son del mismo espacio temporal que el cadáver.
Fuentes de referencia


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar