¿Quién paga la tasación de un piso?

5 octubre, 2023 Tasaciones

La tasación de una vivienda no es un mero trámite para conseguir una hipoteca, ya que el valor que se obtiene será clave para calcular el préstamo. Asimismo, resulta de utilidad en caso de que no pueda devolverse el préstamo hipotecario y tenga que ponerse en subasta. Según la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario es la persona que compra y solicita una hipoteca quién paga la tasación, ya que es quien debe acreditar el valor de la garantía que usa para obtener el préstamo. Además, para hacerlo, debe acudir a una empresa de tasación homologada por el Banco de España.

 

¿Qué es una tasación hipotecaria?

La tasación de un inmueble es el acto por el que un profesional debidamente cualificado estima el valor de mercado de una propiedad. Para ello tiene en cuenta factores como la ubicación geográfica, los metros cuadrados de la propiedad, sus calidades y equipamientos, el estado de conservación y también el edificio y el entorno.

Con frecuencia, la tasación se realiza con el objetivo de utilizar el inmueble como garantía para que una entidad financiera conceda una hipoteca. A este tipo de valoración se le denomina valoración para garantía hipotecaria o tasación hipotecaria. Comúnmente se le conoce también como tasación oficial

La tasación hipotecaria está regulada por la Orden ECO 805/2003. Exige que sea realizado por un profesional acreditado por una sociedad de tasación homologada por el Banco de España con visita al interior del inmueble.

El valor resultante de la tasación es el que la entidad financiera tomará como referencia para cuantificar la financiación que puede conceder al comprador. Normalmente, cubrirá como máximo el equivalente al 80% del valor de tasación. El porcentaje puede variar en función del perfil financiero del comprador o si la vivienda es una segunda residencia, entre otros factores.

No obstante, hay otras situaciones diferentes a la compra de un inmueble con financiación en las que la tasación de un piso o propiedad, aunque no sea obligatoria, es también recomendable para tener una referencia objetiva que evite conflictos. El caso más frecuente es el reparto de una herencia o la disolución de bienes gananciales en un divorcio.

La valoración es también un recurso útil para dirimir diferencias con la Administración a la hora determinar la base de imponible para el pago de impuestos asociados a la tenencia o transmisión de un inmueble.

¿Quién paga la tasación de una vivienda?

En el caso de la tasación para garantía hipotecaria, quien paga la tasación de un piso es la persona o las personas que lo van a adquirir. Así quedó reflejado en 2019 en la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario: es un gasto que corre a cargo de los clientes que solicitan el préstamo.

Hay libertad total para escoger la sociedad de tasación a contratar, pero la normativa obliga a que sea una sociedad de tasación homologada por el Banco de España. La tasación puede ser contratada libremente por el cliente, que puede utilizar el informe para negociar simultáneamente con diferentes entidades financieras. También las entidades financieras pueden facilitar esta gestión solicitando ellas directamente la tasación a una sociedad de tasación homologada. Luego repercutirán el gasto al cliente, que será quien pague la tasación.

Algunos bancos, ofrecen abonar por el cliente el gasto de la tasación siempre que el préstamo sea finalmente contratado con ellos. Se trata de una estrategia comercial comparable a cualquier otra oferta de regalos en especie o rebaja de otros costes en la tramitación de una hipoteca.

¿Cuánto cuesta la tasación de una vivienda?

El precio medio de tasación de una vivienda oscila entre 250 y 450 euros, dependiendo de la superficie y ubicación. Para determinar el valor de tasación de una vivienda se tienen en cuenta los siguientes factores:

  • Ubicación geográfica. Junto a la localización, se deben analizar las conexiones de transporte público, centros de salud, parques, colegios, supermercados y otros servicios.
  • Metros cuadrados de la propiedad y número de habitaciones.
  • Calidad de los materiales usados en la construcción.
  • Situación que ocupa la vivienda, tanto si es un edificio como una urbanización. No es lo mismo que sea un ático o un bajo, o que sea interior o exterior.  
  • Antigüedad del inmueble.
  • Si tiene ascensor, plaza de garaje o trastero.

Igualmente, para tasar una vivienda se deben valorar otros aspectos como los siguientes:

  • Eficiencia energética: Disponer del certificado energético es obligatorio para poder vender un inmueble. Este informa del grado de eficiencia energética de la vivienda con letras desde la G (menor) a la A (mayor). Las viviendas con mejor calificación energética tienen por lo general mejor calidad constructiva en sus instalaciones y en sus aislamientos, por lo que obtienen una tasación más elevada.
  • Mantenimiento de la vivienda: Este punto es fundamental para diferenciar una casa de las que la rodean. Para ello, se tiene en cuenta el estado de las instalaciones y la realización de reformas recientes que hayan revalorizado la propiedad, entre otras cuestiones.

FAQ

¿Qué paga el comprador en una hipoteca?

El comprador de una vivienda que se ha hipotecado con el banco ha de abonar la nota simple, los gastos de tasación y su copia de las escrituras en la notaría. También ha de abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), si la vivienda es de segunda mano. Si es nueva, se aplica el IVA.

¿Quién paga los gastos de notaría y registro en una hipoteca?

La entidad bancaria es la que asume los gastos de registro, notaría, IAJD (Impuestos de Actos Jurídicos Documentados), su copia de la escritura y gestoría.

¿Qué tiene que pagar el vendedor de un inmueble?

Los pagos que debe asumir el vendedor de un inmueble son los siguientes:

  • IRPF: Los vendedores residentes en España están sujetos a esta tributación. En caso de no residir aquí, media el impuesto sobre la renta de no residentes.
  • Plusvalía:Es un impuesto que se abona al Ayuntamiento en la localidad en la que está ubicada la vivienda.
  • IBI:Se puede negociar en el momento de la venta, pero suele asumirlo la parte vendedora. A pesar de ello, en algunas ocasiones se reparte de manera equitativa con la parte compradora.
  • Certificado energético.

 

 


Inicio de sesión

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google

o

Recordar contraseña
Volver a acceso

Registrate en Tinsa

o