La luz solar y la historia del cambio de hora

2 abril, 2012 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Historia

Dailight Saving Time es el término inglés referido al cambio de hora, una práctica que se basa en el aprovechamiento de la luz natural y que supone anualmente un ahorro ecónomico aproximado de 300 millones de euros. ¿Pero, cuándo surge esta práctica y quién empezó a utilizarla?

Orígenes del cambio de hora

La idea original de aplicar el concepto de cambio de hora a la vida cotidiana de los ciudadanos fue plasmada por el político, científico e inventor estadounidense Benjamin Franklin en 1784 durante una estancia en París.

Franklin aplicó sus ideas en un ensayo en el que relataba como los parisinos ahorraban velas simplemente levantándose más temprano y aprovechando la luz solar. El ensayo fue publicado posteriormente en la sección de Economía del diario Le Journal.

cambio de hora
Retrato realizado en 1767 por David Martin de Benjamin Franklin en su estudio
(Fotografía: Wikimedia Commons)
George Vernon Hudson quién en 1895 presenta un documento a la Sociedad Filosófica de Wellington que propone un cambio de dos horas en los relojes durante los meses de octubre y marzo, pero su idea no alcanzó la aceptación deseada.

Posteriormente, William Willet presenta en 1905 la idea de un cambio horario de 20 minutos durante los meses de abril y septiembre. Su proyecto fue presentado en la Cámara de los Comunes en 1908, siendo redactado en 1909 y llevado al Parlamento en varias ocasiones, finalmente el proyecto fue rechazado.

El cambio de hora durante la Primera y Segunda Guerra Mundial

Alemania, Inglaterra o Estados Unidos fueron los primeros países en adoptar el cambio de hora durante la Primera Guerra Mundial aunque no fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando el cambio horario se estableció de forma oficial en Gran Bretaña, adelantándose el reloj dos horas durante el verano y una hora durante el invierno.

Con la crisis del petróleo en 1973, el Congreso de Estados Unidos reguló el cambio de hora para reducir la dependencia del petróleo, lo que supuso un ahorro de energía equivalente a la proporcionada diariamente por 10.000 barriles de petróleo.

A partir de 1981, el cambio de hora se aplica como directiva europea y se renueva sucesivamente cada cuatro años hasta que en enero de 2001 se aprueba la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión, por la que el cambio horario se aplica con carácter indefinido, incorporándose al ordenamiento jurídico español por Real Decreto 236/2002, de 1 de marzo.

Datos sobre el ahorro energético obtenido con el cambio de hora

En la actualidad, el cambio de hora  se aplica en más de 70 países y es acogido por más de 1 billón de personas al año. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) su aplicación supone cada año en España un 5 % menos de consumo eléctrico y un ahorro económico de 300 millones de euros, 90 millones corresponderían al ahorro potencial de consumo obtenido en la totalidad de los hogares españoles y 210 millones correspondientes al ahorro obtenido en sectores como Servicios e Industria.

Fuentes de referencia
Time and date, “The History of Daylight Saving Time”
Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar