¿Ha cambiado la percepción de la vivienda entre los más jóvenes? Recabamos opiniones en Tinsa España

3 junio, 2019 Tiempo estimado de lectura: 14 minutos Vivienda

Los profesionales del sector inmobiliario en España repiten últimamente como un mantra que las nuevas generaciones de jóvenes tienen un concepto de propiedad diferente al de sus predecesores, que ya no están tan interesados en contar con una vivienda en propiedad. Un escenario que, lógicamente, inquieta a quienes viven de construir y vender viviendas.

Tras nuestra participación en SIMA2019, que ha contado con una significativa afluencia de público en busca de vivienda, hemos decidido hacer nuestro propio experimento interno y hemos preguntando a algunos de los más jóvenes de nuestra compañía si ha cambiado su percepción de la vivienda. Teniendo en cuenta el ciclo económico en el que nos encontramos y la financiación necesaria para poder adquirir una vivienda, ¿se decantan por comprar o alquilar?

«La situación actual hace que los jóvenes nos decantemos por el alquiler, aunque no sea la mejor opción a largo plazo», (María José González-Pozo 26 años)

Debido al precio tan alto que soportan los alquileres en la actualidad, creo que la mejor decisión es comprar, ya que el dinero que empleas mensualmente al alquiler puedes pagarlo en una hipoteca, que el día de mañana será tu casa. Hoy día no es fácil comprar una vivienda (por lo gastos que hay que soportar, con la subida que ha dado el mercado inmobiliario) y menos a nuestra edad, con las inseguridades de los puestos de trabajo. Las pocas oportunidades para los jóvenes hacen que nos decantemos por el alquiler, aunque a largo plazo no sea la mejor opción.

«Los jóvenes optan por el alquiler porque es el camino más fácil para emanciparnos» Cristina Machuca Andreu (26 años).

Entre mis preferencias se sitúa la compra de una vivienda pero actualmente me veo obligada a posponer esta decisión para el futuro, consciente de mi falta de recursos económicos con los que hacer frente. Creo que a día de hoy la mayoría de los jóvenes optamos por irnos de alquiler, como el camino más fácil para emanciparnos.

«Desde hace 3 años hasta ahora, los precios del alquiler han aumentado tanto que quizá la compra pueda llegar a ser una mejor opción, si la cuota mensual de la hipoteca es bastante más baja que la cuota de alquiler».  Javier Gutiérrez (28 años)

Cuando empecé a mirar opciones de alquiler en Málaga, en comparación con la adquisición de un piso y las hipotecas existentes, el alquiler, en mi opinión era la opción más viable y económica. Sin embargo, desde entonces hasta el momento actual, los alquileres han aumentado tanto que empiezo a pensar que la adquisición de una vivienda puede ser una opción más recomendable e incluso, la cuota hipotecaria puede ser más baja que la de alquiler. El problema para los jóvenes en la actualidad es que es necesario disponer de un buen colchón para realizar el pago inicial o pedirá ayuda a familiares.  En definitiva, creo que en el momento en el que vivimos es más viable comprar una vivienda si dispone de la financiación necesaria, ya que los precios de los alquileres están subiendo tanto que si no se dispone de una nómina suficiente, se opta por vivir con los padres e ir ahorrando.

«Teniendo en cuenta el panorama de precariedad laboral e incertidumbre económica, con las previsibles subidas de los tipos de interés que apunta el Banco Central Europeo y el mayor control de riesgo por parte de los bancos; creo que el escenario no es propicio para comprar, por muy gratificante que sea tener una vivienda en propiedad y poder decidir en las decisiones que afecten a la finca en la que se reside».  Carlos de Frutos (34 años)

En el debate sobre compra o alquiler habría que tener en cuenta:

  • Si la compra tiene por objeto invertir, creo que interesante valorar si la venta se realiza en un período menor de un año desde hoy, teniendo en cuenta que las compraventas están al alza y seguirán así, hasta que volvamos a alcanzar las cotas más altas de la nueva burbuja inmobiliaria.
  • Si la operación de adquisición se realiza como bien de consumo o patrimonio, creo que es muy importante que antes de formalizar la compra calculemos realmente el coste real que tendrá la adquisición de la vivienda (teniendo en cuenta los impuestos tributarios, los impuestos anuales (IBI), seguros, cuota de comunidad y mantenimientos.

«Teniendo en cuenta el patente riesgo del sistema de pensiones, creo que es bastante acertado tener una casa en propiedad», Lucía Gaviria (26 años)

Prefiero la compra al alquiler porque creo que a futuro me puede beneficiar más. En el caso de que tus circunstancias vitales cambien, siempre se puede negociar el pago de una mensualidad hipotecaria más baja incluso que un alquiler o venderla, si las cosas van a peor o cambia el ciclo económico. Pensando en la jubilación y teniendo en cuenta el patente riesgo del sistema de pensiones, creo que es bastante acertado tener una casa en propiedad.

«La vivienda es un quebradero de cabeza para los jóvenes. Estamos en una situación radicalmente distinta a la España de hace 20 o 30 años». (Pablo Bernabéu, 33 años). 

Hasta ahora he sido más proclive a alquilar, debido fundamentalmente a mi situación personal, ya que he vivido en lugares muy diferentes y alquilar me ha parecido la opción más apropiada. En los últimos años creo que ha tenido lugar un cambio a peor en la percepción de la vivienda entre los jóvenes y en la actualidad se concibe como un verdadero quebradero de cabeza. Pese a que la vivienda es una necesidad básica, la evolución de los precios de los alquileres en las grandes ciudades unida a las dificultades para acceder a un trabajo estable, provocan que una gran parte de la juventud no pueda emanciparse, a diferencia de las generaciones precedentes. Sólo hace falta mirar qué porcentaje de ingresos de cada joven o unidad familiar se destina a gastos de vivienda y comprender que estamos ante un panorama realmente diferente a la situación vivida en España hace 20 o 30 años.

«Personalmente me atrae más la opción de comprar aunque requiera más trabajo y, por supuesto, financiación. Es una decisión complicada, pero con paciencia y ayuda, creo que se puede conseguir». Artur Siekiel (26 años)

Aunque en muchas ciudades el precio del alquiler ha subido considerablemente, elegir entre comprar una casa o vivir de alquiler sigue siendo algo personal y subjetivo, que depende de la situación particular de cada uno. Por ejemplo, una persona que tenga un contrato temporal o que cambie de lugar de trabajo a menudo, probablemente prefiera y necesite vivir de alquiler. Sin embargo, una persona que esté más asentada, con un puesto indefinido, quizá prefiera invertir en una vivienda. Particularmente, aunque comprar una casa es una decisión complicada, con ayuda y paciencia creo se puede conseguir. Me seduce más comprar, aunque requiera de más trabajo y de financiación.

Aún siendo joven y con no demasiados ahorros, creo que los bancos están empezando a ofrecer de nuevo facilidades para que podamos hipotecarnos e incluso existen diversas ayudas si el precio de la vivienda elegida no supera un cierto umbral de precio. Para concluir, considero que alquilar o comprar es una decisión subjetiva y ninguna es mejor que otra. Yo elijo comprar, ya que ya he decidido dónde quiero vivir y me atrae la idea de tener casa propia.

5 años, 450 kilómetros y 4 mudanzas separan mi primer trabajo del actual. Soy un firme defensor del alquiler, ¿la razón más determinante? Poder vivir donde quiero vivir”. (Héctor López, 28 años).

¿Qué me generaría una hipotética compra? (adjetivada así pues una persona soltera, con un salario normal, no puede comprar una casa ni hipotecarse en Madrid). Un anclaje ineludible. Contexto, por el momento, que estoy rehuyendo a toda costa. El alquiler me ofrece la posibilidad de migrar de residencia de acuerdo a mis necesidades e inquietudes (Lavapiés, Legazpi y La Elipa ya son testigos de ello). Eso sin contar, que soy un perfil de bajo riesgo, lo cual me abre las puertas a mejores viviendas en este mercado.

Para terminar, y como buen millenial que está más interesado en su cuenta de Netflix, Spotify, 600 MB de Internet asíncrono y un sin fin de suscripciones inmateriales y casi intangibles, la propiedad privada (cambio de paradigma incluido) no me ofrece las soluciones ni la versatilidad que busco a la hora de plantearme (y aquí reitero que tampoco estoy en condición de acceder) a la opción de compra.

 «Creo que el alquiler es una opción recomendable para jóvenes de entre 23 y 33 años porque te permite saber dónde comprarías y dónde no» Marek Baczewski (29 años)

Actualmente vivo de alquiler y espero continuar así durante un período de unos 5 años más. A más largo plazo, tengo intención de comprar una vivienda. Actualmente pago por el alquiler de un piso en Barrio del Pilar menos de los 750€ m2, a los que asciende el precio medio en la zona y me considero un inquilino afortunado, en un mercado donde los precios están inflados. Con lo que pago en la actualidad puedo vivir y seguir ahorrando para comprar en el futuro. En términos generales, considero que el alquiler es lo más recomendable para edades entre 23 y 33 años porque te da total libertad para moverte por tu ciudad y decidir dónde vivirías o, al menos, donde no vivirías.

«El alquiler me permite elegir la vivienda según mis necesidades concretas de cada momento, con libertad económica, laboral y geográfica».  Ana Rico (26)

Si me planteara la opción de adquirir una, sería con finalidad de inversión, ya que considero que la demanda de la vivienda con este fin es más homogénea que la que yo puedo tener a lo largo de mi vida.

«Si no dependiera de nuestra situación económica, creo que todos los jóvenes compraríamos», Juan Galatas (30 años).

Si pudiésemos elegir y no dependiera de nuestra situación económica, creo que todos o casi todos preferiríamos comprar que alquilar. En mi situación personal, me decantaría por comprar en vez de alquilar porque los alquileres son muy elevados a día de hoy y una compra es una inversión a medio e incluso a largo plazo. Si las cosas se ponen feas y la situación no acompaña, siempre te quedará la opción de alquilar tu propia vivienda y moverte a otra más pequeña.

«La edad media a la hora de comprar una vivienda se está retrasando cada vez más» Cristina Luque Romero (26 años).

Respecto a la situación de la vivienda en nuestro país, creo que la mayor parte de los jóvenes viven de alquiler porque acceder a la compra de una casa es mucho más difícil que años atrás. La situación laboral de los jóvenes ahora está marcada por la inestabilidad y las perspectivas de futuro han cambiado completamente. Todos estos factores están haciendo que la edad media a la hora de comprar una vivienda se retrase cada vez más.

 


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.