¿Caldera central, individual o bomba de calor? ¿Cuál es el sistema de calefacción más eficiente?

27 noviembre, 2014 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Eficiencia energética

Llega el invierno y es la hora de elegir cómo vamos a calentar nuestra vivienda. En El Valor de las Cosas comenzamos una serie de artículos en los que vamos a resolver diferentes cuestiones relacionadas con la eficiencia energética. Os hablaremos de los diferentes sistemas de calefacción (y cuales son más eficientes), formas de aislar tu vivienda, subvenciones existentes, la importancia de tener un certificado de eficiencia energética y un largo etcétera. Hoy vamos a centrarnos en los sistemas de calefacción más eficientes analizando las diferentes necesidades y la zona en la que se ubique la vivienda.

Elegir el sistema de calefacción más eficiente depende de la zona climática donde nos situemos, la tipología y superficie del inmueble en cuestión. No es lo mismo un sistema para una vivienda unifamiliar que para un bloque de viviendas, y la ubicación hace variar mucho los requerimientos de climatización. Dicho esto, vamos a tratar de responder a la duda: ¿es más eficiente un sistema de calefacción basado en caldera o en bomba de calor?

¿Calderas centrales o individuales?

Después de mucho tiempo instalando calderas individuales en viviendas plurifamiliares, se ha demostrado que las instalaciones centralizadas, a grandes rasgos, son más eficientes que las individuales. Más todavía actualmente, que por normativa hay que poner contadores individuales de consumo. De esta manera, cada uno paga lo que gasta, y esto, por mucho que teoricemos, es lo más eficiente. La típica situación de caldera central, en la que unos vecinos en las alturas intermedias tienen que abrir las ventanas para soportar el calor mientras que otros en el bajo o el ático pasa frío, esta obsoleta y tiende a desaparecer.

La bomba de calor es el sistema de calefacción más eficiente

Si generalizamos, los sistemas más eficientes están basados en la bomba de calor. Este sistema puede producir calefacción o refrigeración, dependiendo de la zona o de la estación climatológica en la que estemos. E incluso en un mismo día se puede invertir la demanda. Por ejemplo en la meseta central las necesidades de calefacción son muy superiores a la demanda de refrigeración, mientras que en las Islas Canarias o en la costa peninsular del sureste la demanda de refrigeración excede con diferencia a la de calefacción. El motivo por el que este sistema es el más eficiente es que se consiguen altos rendimientos nominales con las tecnologías actuales, superiores al 400%. Esto significa que la máquina da 4 veces más de lo que pide (gasto), es una cuenta fácil.

La bomba de calor es tanto más eficiente cuanto menor es la diferencia de temperaturas entre el foco frío y el caliente, es decir exterior e interior de la vivienda, de forma que si conseguimos aliviar al máximo esta diferencia de temperaturas aumentamos el rendimiento.

Este sistema, además, es combinable con otros como la geotermia, la aerotermia, clasificadas como energías renovables. Se puede alternar también con calderas y radiadores de baja temperatura o con suelo radiante, y así incrementar notablemente el rendimiento, ya que cada uno se pone en marcha en el momento oportuno.


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar