Beatlemanía, un valor que cotiza al alza

2 enero, 2013 Tiempo estimado de lectura: 6 minutos Valor

135.000 euros por una chaqueta de cuero y 75.000 euros por un par de botas se pagaron en una subasta celebrada el pasado 13 de diciembre en la casa londinense Bonhams. ¿Qué tenían de especial? Eran propiedad de uno de los miembros de The Beatles, George Harrison. Otra de las piezas estrella de esa misma puja, que incluía más de un centenar de artículos de la banda, fue una guitarra que utilizó Paul McCartney durante su etapa en The Quarry Men y que alcanzó la cifra aproximada de 53.000 euros. Esto es la Beatlemanía, un valor que cotiza al alza.

“Pasarán cincuenta o cien años y los Beatles seguirán allí”, aseguraba el fotógrafo Harry Benson en una entrevista concedida a EFE Londres en julio para presentar “The Beatles. On the road 1964-1966” (Taschen).

Medio siglo después de que Liverpool viera nacer  uno de los grupos  más importantes de la historia de la música, la “beatlemanía” sigue vigente. The Beatles son más que una formación de rock; su música y su historia los convirtió en fenómeno social, en objeto de estudio, incluso, de un máster de la Liverpool Hope University.

Las canciones de The Beatles en iTunes facturaron ocho millones de euros en una semana

En el plano económico, la marca Beatles sigue generando importantes cifras de negocio. Con más de billón y medio de copias vendidas en todo el mundo, según datos ofrecidos por El Mundo, la banda fue calificada en un reciente artículo de BBC Mundo como “una máquina de hacer dinero”. En esta información se señala que, si bien las  cifras exactas se desconocen,  los beneficios de la marca suponen millones cada año para las personas y entidades vinculadas a ella.

Además, Apple Corps Ltd, la compañía que administra el catálogo de lanzamientos de los Beatles, pagó cerca de 22 millones de euros a sus accionistas, de acuerdo con los datos publicados por el portal de noticias británico.

En el terreno digital, El Mundo subraya que aunque la llegada de The Beatles a  iTunes no se produjo hasta finales de 2010, solo siete días después ya se había vendido más de dos millones de sus canciones, lo que supuso un total de  ocho millones de euros facturados en una semana.

La serie televisiva Mad Men pagó 188.000 euros para que la canción original “Tomorrow never knows” sonara al final de un capítulo

En mayo de 2012, una de las series más exitosas de la televisión, Mad Men, cerraba un episodio con la canción “Tomorrow never knows” (“Revolver”, 1966). Era la primera vez que un tema original de la banda sonaba en la pequeña pantalla, según explicó el creador de la serie, Matthew Weiner, en una entrevista para el New York Times. Ese momento histórico fue posible gracias a un desembolso de más de 188.000 euros en concepto de derechos, cifra que se sitúa muy por encima de la media de unos 75.000 euros que, de acuerdo con el rotativo, se suele pagar en estos casos.

Más allá de las canciones, las pertenencias personales de los “Fab 4” son muy codiciadas entre fans y coleccionistas. Frecuentemente, casas de subastas de todo el mundo sacan “memorabilias” que incluyen objetos de todo tipo: ropa, instrumentos, fotografías, cartas, autógrafos, coches, etc.



Video de la canción “Strawberry Fields Forever” (1966)

En las últimas semanas, otras subastas han saltado a los medios: la puja organizada por Live Auctioneers de Londres  para una maqueta de 1961 (con precio estimado de 37.100 euros) fue suspendida por orden de la discográfica EMI, mientras que la casa de subastas RRAuction vendió por más de 3.000 euros una cinta de casette con canciones de  varios grupos, entre ellos The Beatles, que sonaron en un viaje al espacio a bordo del Apolo 14.

El mundo del coleccionismo es una fuente inagotable de noticias sobre los “Fab 4”. Ya en 1981, una información publicada por El País daba cuenta en este sentido de un fenómeno que, tal y como señalaba Harry Benson, es pasado, presente y futuro: la primera subasta dedicada en exclusiva al universo del rock and roll, organizada por Sotheby’s Londres, recaudaba más de 108.000 euros (un total de 18 millones de las antiguas pesetas). El objeto estrella de la puja fue un autorretrato de John Lennon, asesinado un año antes de la celebración de esta puja, que recaudó 9.000 euros (millón y medio de pesetas).
Fuentes de referencia:


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar