El balón de 1,89 millones de euros

20 diciembre, 2012 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Subastas

Una pelota de fútbol oficial puede costar entre 15 y 100 euros, una cifra que está muy lejos del precio del balón más caro del mundo. Fue fabricado en 2010 con motivo del mundial celebrado en Sudáfrica.

Su diseño corrió a cargo de Yair Shimansky, miembro de la joyería Shimansky, y su precio en el mercado está estimado en 1,89 millones de euros. El esférico, de 3.500 quilates, está construido con 6.620 diamantes blancos y 2.640 diamantes negros.Necesitaron más de 3 meses para diseñar una joya que acabó pesando 2,2 kilos.

El objetivo de la firma era incentivar a los turistas a que compraran gemas autóctonas, dando así publicidad al país. De la exclusiva pieza se hicieron siete réplicas que estuvieron expuestas durante todo el mundial en las tiendas que Shimansky tenía repartidas por todo el país. Cuando el campeonato terminó fueron vendidas por unos 500 euros cada una.

Otro balón muy cotizado fue con el que el futbolista inglés David Beckham falló un penalti en la Eurocopa de 2004, celebrada en Portugal. Aquella pelota calló en las manos de Pablo Carral, un aficionado gallego que aquel día se encontraba viendo el partido en el estadio. Al publicarlo en una casa de subastas recibió ofertas millonarias que, sin embargo, no ofrecían ningún tipo de garantía. Finalmente, aconsejado por la propia empresa, terminó vendiéndolo por 28.050 euros.

La pelota con la que Beckham falló el penalti en la Euro 2004 se vendió por 28.050 euros

Orravan, una empresa francesa que se encarga de conjugar joyería y deporte, ha sido la creadora de las botas más caras que, hasta ahora, han pisado un campo de fútbol. El calzado en cuestión, de la marca deportiva Nike, está fabricado con más de 5.000 cristales de Swarovski incrustados y está valorado en 3.000 euros. El jugador que las llevó fue Pierre-Emerick Aubameyang en un encuentro disputado el 9 de diciembre entre su equipo, el Saint-Etienne, y el Olympique de Lyon. El árbitro no permitió que las utilizara durante el partido, por lo que solo pudo lucirlas en el calentamiento.

Anuncio promocional en el que se destaca la figura de los
creadores de anillos de la NBA

(Fuente: Youtube)

Artículos de este tipo no solo pueden verse en Europa y en el fútbol. Algunos jugadores de la NBA como Antoine Walker o Scottie Pippen vendieron los anillos que recibieron tras proclamarse campeones de la competición por algo más de 16.000 euros cada uno. Estos anillos son unas joyas exclusivas que se diseñan especialmente para la ocasión. El equipo vencedor puede elegir el diseño, por lo que el precio final puede oscilar entre 20.000 y 50.000 euros.

El primer anillo ganado por un español fue en 2009, cuando Pau Gasol venció en la final con Los Ángeles Lakers. En esa ocasión la pieza fue diseñada por la empresa Jason of Beverly Hills. La joya incluía el nombre del jugador, el dorsal y el escudo de su equipo. Estaba construida en diamantes y oro de 15 quilates, conmemorando el decimoquinto título de la franquicia. Está valorada en 25.000 euros.

Fuentes de referencia


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar