San Silvestre Vallecana, una carrera para despedir el año

19 diciembre, 2013 Tiempo estimado de lectura: 5 minutos Historia

Poco antes de que suenen las campanadas, muchas personas estarán en la cocina preparando la última cena de 2013. Otras, preferirán dormir un rato antes de comenzar una noche muy larga. Y otras apostarán por correr para despedir el año.

La práctica deportiva se ha ido extendiendo en la población durante los últimos años. Cada vez son más las personas que deciden realizar algún tipo de actividad física, bien sea por salud o simplemente por ocio. En un gimnasio o por la calle, solo o acompañado; a la gente le gusta salir a correr, montar en bicicleta o practicar algún deporte de raqueta.

Una de esas actividades que está muy en boga es la del running. Correr es una actividad inherente al ser humano que, además, se ha convertido en un pasatiempo muy sano. Desde unos pocos kilómetros hasta largas maratones, cada vez hay más competiciones en las que comprobar el resultado obtenido tras un duro periodo de entrenamiento.

Un trofeo y un bocadillo de salchichón, el premio para el primer vencedor de la prueba

La mayor parte de esas competiciones se realizan entre corredores no profesionales cuya única intención es pasar un buen rato y conocer a gente con su misma afición. Así comenzó una de las carreras populares más importantes del mundo: la San Silvestre Vallecana.

Antonio Sabugueiro es un amante del atletismo. Cansado de correr por mitad del campo, en 1964 decidió confeccionar una carrera por el centro de Madrid. La capital española comenzaba a crecer y no estaba preparada para un evento de ese estilo. Sin embargo y contra todo pronóstico, en aquel invierno, 57 hombres salieron a correr por el barrio de Vallecas. El presupuesto de aquella carrera apenas alcanzó las 5.000 pesetas de entonces (30 euros), por lo que el vencedor de la prueba, Jesús Hurtado, tuvo que conformarse con un trofeo y un bocadillo.

Participantes en la San Silvestre 2012
Imagen de una San Silvestre Vallecana. Fuente: Wikimedia Commons.

Aquel Gran Premio de Vallecas (como se llamaba entonces) poco tiene que ver con la San Silvestre Vallecana actual. Al poco tiempo comenzó a disputarse en el anochecer del último día del año, congregando cada vez a más gente. Cerca de cumplir el medio siglo (la única vez que no se celebró fue en 1969), la carrera goza de una excelente salud.

40.000 corredores participarán en la San Silvestre Vallecana de 2013

El próximo 31 de diciembre, junto al Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, 40.000 corredores se darán cita para despedir el año de una manera diferente. La carrera, que terminará en el campo de fútbol de Vallecas, se dividirá entre los deportistas aficionados y los profesionales (alrededor de 1.000).

La inscripción de todos los corredores supera los 750.000 euros

En total, 10 kilómetros por el centro de Madrid hasta llegar a la línea de meta, donde aguarda un trofeo para los tres primeros de cada categoría. La inscripción para la prueba cuesta entre 19 y 20 euros, por lo que la facturación de la carrera superará ampliamente los 750.000 euros. Los corredores profesionales, al igual que los amateurs, no recibirán dinero en metálico. Solo los más laureados correrán a cambio de percibir su caché.

Al igual que Madrid, otras muchas ciudades españolas siguen este modelo de carrera el último día del año, ya que cada vez son más las personas que se animan a participar en ellas.

Fuentes de referencia

ABC. El Economista (2013) “San Silvestre Vallecana, la carrera que nació en un bar hace 50 años”. San Silvestre Vallecana.

Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar