Historia del Eurotúnel, la construcción que une por tierra Francia y Gran Bretaña

30 julio, 2013 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Historia

El Canal de la Mancha ha sido un símbolo de la separación entre el continente europeo. 34 kilómetros de agua separan las costas francesas y británicas, lo que suponía un problema para el comercio europeo.

Tras varios meses de preparativos y comprobaciones, el presidente francés François Mitterrand y su homóloga británica Margaret Thatcher firmaron el 29 de julio de 1987 un acuerdo para construir el Túnel del Canal o Eurotúnel, con un presupuesto de 4.500 millones de euros a través de empresas privadas.

El presupuesto inicial del Eurotúnel era de 4.500 millones de euros

La gran obra arquitectónica comenzó en diciembre de 1987. 4.000 obreros del lado británico y 4.000 del francés trabajaron para terminar en la fecha estipulada cada una de sus excavaciones, que se encontrarían a mitad de camino.

Eurotúnel
Perfil geológico del túnel.
Fuente: WIkimedia Commons.

El proyecto para llevar a cabo la construcción submarina más grande del mundo constaba de dos túneles ferroviarios principales, un túnel central más pequeño y 245 pasarelas de cruce. Todo esto supuso excavar un total de 153 kilómetros, por lo que fue necesario utilizar un millón de toneladas de hormigón para reforzar la estructura.

Cada tuneladora costaba 15 millones de euros

A una distancia del nivel del mar de entre 40 y 75 metros, la excavación de los túneles de cada país tenía que ser precisa, no distanciándose más de 2,5 metros en el momento de encontrarse a mitad del recorrido. Para ello se utilizaron 12 tuneladoras, cada una de ellas con un coste de 15 millones de euros. Eran capaces de avanzar hasta 75 metros diarios y excavar 36.000 toneladas de roca cada 24 horas.

La aparición de agua retrasó la obra

Eurotúnel
Exposición que muestra una sección del túnel.
Fuente: Wikimedia Commons.

En marzo de 1988 apareció agua en el lado británico. A pesar de los estudios geológicos previos, las capas que se situaban bajo el lecho marino tenían poros por los que se filtraba el agua marina. En algunos sitios del túnel las fugas expulsaban hasta 300 litros por minuto, un problema que supuso un grave retraso para la construcción.

Finalmente, la obra costó 15.000 millones de euros

Ambos túneles se juntaron en 1991, quedándose a tan solo 35 centímetros de coincidir de manera exacta, lo que supuso todo un éxito. Sin embargo, la demora en el acondicionamiento interior supuso que la inauguración no se produciría hasta el 6 de mayo de 1994, un año después de lo previsto. Cuando la reina Isabel II y François Mitterrrand cortaron la cinta, el presupuesto total se había elevado hasta los 15.000 millones de euros, procedentes de financiación privada.

Eurotúnel
Interior de un vagón que traslada vehículos.
Fuente: Wikimedia Commons.

Al principio no tuvo gran aceptación, y británicos y franceses preferían utilizar el avión o el ferry. Sin embargo, los 35 minutos que se tardan en cruzar el Eurotúnel, la mitad que en barco, supuso un incremento en la afluencia de usuarios, de tal manera que en los 10 primeros años de vida lo habían utilizado ya 150 millones de personas, mejorando incluso las previsiones iniciales.

Fuentes de referencia

Discovery Channel “El Túnel de la Mancha”.
National Geographic Channel (2004) “El Túnel del Canal”.


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar