Historia de la valoración (III): La civilización helenística

11 octubre, 2012 Tiempo estimado de lectura: 7 minutos Historia

La civilización helenística fue una época especialmente creativa, en la que se establecieron un gran número corrientes comerciales y se definieron nuevos métodos de pensamiento en el campo de las artes y las letras. ¿Conoces las características más destacables de este rico periodo histórico?

La importancia de Alejandro Magno para la civilización helenística.

Alejandro III de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno, fue rey de Macedonia, durante 13 años. Con un pequeño ejército, logró la conquista de otros territorios en Asia, Egipto, Mesopotamia, Siria o Fenicia, hasta que finalmente tomó también las capitales persas de Susa y Persépolis y se proclamó emperador. Su extraordinaria organización y la aplicación de innovadoras técnicas de estrategia militar, le llevo a conquistar otros espacios geográficos como Afganistán o La India, en un proyecto de dominación mundial que no puedo culminar debido a su pronto fallecimiento a la edad de 33 años y la negación de sus propias tropas de seguir combatiendo en tantas batallas.

La aparición de la unión monetaria y la lengua común

La unión entre griegos y persas llevada a cabo por Alejandro Magno, supuso la unificación monetaria, favoreciendo el desarrollo de comercial y el intercambio de mercancías mediante el uso de una lengua común, el koiné, que facilitaba el entendimiento y las transacciones económicas entre los comerciantes o el intercambio de conocimiento para la construcción de infraestructuras como carreteras, edificios y templos arquitectónicos que dieron lugar a la aparición de nuevas ciudades en diferentes territorios.

 

EL USO DEL KOINÉ FACILITÓ EL ENTENDIMIENTO ENTRE DIFERENTES PUEBLOS

 

El arte helenístico

Numerosas excavaciones arqueológicas han rescatado obras de la época helenística a lo largo de la historia. La producción del arte en las ciudades fue muy extensa. El mundo helenístico destacó por su prosperidad, y los gobiernos se rodeaban siempre de arquitectos, escultores y pintores que adornaban las ciudades con sus obras.

Los reyes y burgueses eran los que más obras de arte solicitaron en la época, los edificios civiles se multiplicaron, siguiendo un urbanismo caracterizado por la racionalidad, en la que numerosas casas, palacios y mansiones rivalizaban en lujo y decoración.

Es destacable que en las construcciones arquitectónicas se recurriera en muchos casos a fórmulas ya aplicadas en el pasado, como fue el caso de las obras religiosas, en las que el jónico se convirtió en el orden artístico por excelencia al buscarse la relación matemática entre los diferentes elementos que conformaban las obras. También se realizó un gran esfuerzo por la restauración de obras de periodos clásicos hasta la aparición del orden compuesto, surgido a raíz de la búsqueda de nuevas líneas y proporciones.

 civilización helenística

Esquema de capitel de orden compuesto según Jacopo Vignola
Fuente: Wikimedia Commons

 

Los edificios de la época helenística

La construcción de casas también fue prolífica durante la época helenística debido a los numerosos encargos de la burguesía. Las casas contaron abundantes elementos decorativos, mosaicos, estatuas, que se situaban en habitaciones, patios o pórticos, y conformaban ciudades que buscaban el nexo de unión con el paisaje y la naturaleza.

civilización helenística

El Faro de Alejandría buscaba el nexo de unión con el paisaje y la naturaleza 
Fuente: Wikimedia Commons

Los edificios colectivos también cobraron una gran importancia durante la época helenística. De esta forma, se multiplicó la construcción de teatros donde representar diferentes obras artísticas, gimnasios donde era habitual que profesores universitarios se reunieran con alumnos para compartir conocimientos literarios, científicos o matemáticos y estadios donde  se celebraban acontecimientos deportivos.

 

LA CONSTRUCCIÓN DE ESTADIOS, GIMNASIOS O TEATROS, PROLIFERÓ EN LOS ESTADOS HELENÍSTICOS

 

El comercio en la época helenística.

También el auge de las actividades comerciales y el desarrollo de grandes negocios supuso la creación de almacenes con grandes salas donde las asociaciones de comerciantes podían conservar mercancías y guardar materiales. Las rutas de larga distancia que unían el Mediterráneo con La India, Arabia o Nubia, estaban controladas por los griegos y cobraron especial importancia.

Era común que al llegar las mercancías al  puerto, se pagase unos derechos de aduanas del 2% antes de ser transportar éstas a los almacenes comerciales. Surgieron además, establecimientos destinados al cambio de monedas o la banca, que concedía préstamos para el consumo y financiar el tráfico marítimo.

El estudio de la civilización griega es esencial para la comprensión de la historia de la humanidad: el comercio, la economía, la valoración de la propiedad, el urbanismo, la arquitectura, la compra venta de obras artísticas y un largo etcétera. Y es que muchos de sus métodos, tradiciones e innovaciones aún perviven en la actualidad, aunque hayan sido permanentemente adaptados hasta nuestros días.

Fuentes de referencia:

Leveque, P. (1992). “El mundo helenístico”. Editorial Paidós.
Chamoux, F. (2000). “La civilización griega”. Editorial Optima.
Domínguez, J. (2006). “Atlas histórico del mundo griego”. Editorial Síntesis.
Biografías y vidas: “Alejandro Magno”


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar