Ernest Hemingway, la historia del joven periodista que popularizó los Sanfermines

16 julio, 2013 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Historia

La fiesta de los Sanfermines ha centrado estos días el foco de la prensa internacional. Este tradicional evento se ha convertido en las últimas décadas en una cita veraniega de referencia mundial.

200.000 turistas se gastan 45 millones de euros durante los Sanfermines

Durante este acontecimiento, Pamplona es visitada por más de 200.000 personas que se gastan en la capital navarra alrededor de 45 millones de euros, que sumado al desembolso de los propios pamplonicas alcanza una cifra cercana a los 74 millones. El devenir de esta fiesta ha cambiado sustancialmente desde los años 20, cuando solo acudían varios cientos de personas.

¿Quién popularizó Sanfermín?

Ernest Hemingway
Celebración de una carrera en Sanfermín.
Fuente: WIkimedia Commons.

Un joven periodista norteamericano, que trabajaba como corresponsal en el viejo continente, acudió por primera vez a ver la fiesta en 1923. Aquel hombre era Ernest Hemingway, el principal valedor de los Sanfermines en todo el mundo.

Hemingway recibió el Nobel de Literatura y un Pulitzer

Tras visitar Navarra en varias ocasiones y vivir en París unos años, Hemingway escribió su primera novela de trascendencia, Fiesta. En uno de sus capítulos narra sus vivencias en Pamplona. El libro se popularizó en Estados Unidos y miles de personas comenzaron a interesarse por lo que ocurría en esta ciudad española a partir del 7 de julio.

Hemingway, un reconocimiento mundial

El próximo día 21 se conmemora el aniversario del fallecimiento, en 1961, de Ernest Hemingway. La proximidad de la efeméride con la fiesta hace que se recuerde con tesón su figura. Su polifacética labor como periodista y escritor le sirvieron para ganar diversos galardones, entre los que destacan el Nobel de Literatura, en 1954, y el Pulitzer, un año antes.

Finca Vigía, que le costó a Hemingway 18.000 dólares, recibe 60.000 visitas anuales

El estadounidense es venerado en Pamplona, donde sigue vivo en varias obras artísticas, algunas de ellas lugares de peregrinación como la escultura que reposa sobre la barra del Café Iruña, donde el escritor pasaba largas horas en sus visitas a Navarra.

No solo en España se guarda un gran recuerdo del escritor. Hemingway vivió varios años en Cuba, cerca de La Habana. Concretamente en Finca Vigía, un lugar del que se enamoró en 1939 y que compró unos años después por 18.000 dólares. Ahora, convertida en el Museo Hemingway, recibe entre 50.000 y 60.000 visitas anuales.

Ernest Hemingway
Ernest Hemingway, en Finca Vigía.
Fuente: Wikimedia Commons.

En Finca Vigía están expuestos más de 25.000 artículos escritos por Hemingway. Uno de estos manuscritos fue descubierto hace tan solo unos años. Ahora reposa en este santuario cubano tras la negativa de su familia a que se publicara. A pesar de que solo cuenta con cinco hojas, el precio en subasta hubiera sobrepasado los 18.000 dólares.

Fuentes de referencia
Alzola, L. (2013) “Muchas copas con Hemingway”, El Correo.
BBC (2004) “No publicarán obra de Hemingway”.
Diario de navarra (2013) “Hemingway trajo el sol”.
Domínguez, D. (2003) “En casa de Hemingway”, La Prensa.


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar