Historia del incendio de Chicago, el suceso que cambió la arquitectura moderna

8 octubre, 2013 Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Historia

Chicago es una de las ciudades más importantes de Estados Unidos. Símbolo de modernidad, “the windy city” resurgió de las cenizas tras el gran incendio que arrasó la ciudad hace 142 años.

En la noche del 8 de octubre de 1871 un grupo de hombres estaba jugando a los dados en un pajar situado en el centro de Chicago. El ayuntamiento había prohibido los juegos de azar tras la puesta de sol, por lo que la timba secreta solo estaba alumbrada por un pequeño farol.

Louis M. Cohn, en un descuido, golpeó la lámpara, tirándola al suelo y dando origen a uno de los incendios más famosos de la humanidad.

incendio de Chicago
Imagen de Chicago tras el incendio.
Fuente: Wikimedia Commons.

En poco más de dos días las llamas consumieron buena parte de la ciudad, ayudadas por el viento y un verano previo extremadamente seco. Cuando lograron extinguir por completo el incendio, las pérdidas habían sido cuantiosas. 18.000 viviendas, locales y fábricas habían quedado reducidos a ceniza. Alrededor de 300 personas fallecieron y otras 100.000 lo perdieron todo.

El incendio causó pérdidas económicas valoradas en 200 millones de dólares.

En aquella época, los pisos se hacían con madera y mampostería. De hecho, las calles se habían adoquinado con madera de pino, por lo que el fuego devoraba todo lo que quedaba a su paso. En total, las pérdidas se cuantificaron en 200 millones de dólares de la época, una tercera parte del valor total que tenía Chicago.

La Escuela de Chicago

La tragedia causó una enorme conmoción en Estados Unidos. Varios arquitectos de renombre se desplazaron hasta Illinois para reconstruir la ciudad, dando origen a la conocida como Escuela de Chicago.

La Escuela de Chicago se acabó convirtiendo en una referencia de la arquitectura moderna, introduciendo novedades como el rascacielos. Hasta el momento, los pisos de Chicago tenían, la mayoría, seis plantas. La Escuela comenzó a construir rascacielos de entre 10 y 16 alturas (aunque ahora parezca una cifra insignificante, en la época centró todas las miradas del sector).

La Escuela de Chicago fue artífice de los primeros rascacielos.

La estética de la ciudad cambió por completo. Los ascensores eléctricos comenzaron a introducirse en unos edificios que utilizaban estructuras metálicas, más finas y ligeras y con potentes sistemas antiincendios. La variedad en la forma y el tamaño de las nuevas ventanas correderas le daban un toque característico.

incendio de Chicago
Edificio Auditorium, obra de Adler & Sullivan.
Fuente: Wikimedia Commons.

La Escuela de Chicago marcó tendencia en el diseño urbano estadounidense durante varias décadas. Algunos de los arquitectos que formaron parte de esta corriente fueron William Le Baron Jenney, considerado el padre del movimiento, Henry Hobson Richardson, Daniel Burnham, John Root y el estudio Adler & Sullivan, creadores del popular Auditorium.
Fuentes de referencia
Arqhys “Escuela de Chicago”.
Liechtenstein, R. (2011) “Chicago, 1871. Un gran incendio…”, Catalogo Arquitectura.
The Great Chicago Fire.


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar