Crowdsourcing: Colaboración e inteligencia colectiva

10 abril, 2012 Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Economía

En el año 2006, Jeff Howe definió el término crowdsourcing en un artículo para la revista Wired denominado The Rise of Crowdsourcing” como una convocatoria abierta para aprovechar el talento común de las personas, aportando ideas y soluciones ante casos planteados previamente y cuya solución buscaban el bienestar común.

Seis años después, el crowdsourcing como método colaborativo está ampliamente asentado en la sociedad. Encontramos desde proyectos científicos a proyectos artísticos y modelos empresariales que se basan en las contribuciones de los usuarios y voluntarios para seguir implementando sus servicios.

Ventajas de iniciativas como el crowdsourcing

Entre las ventajas de aplicar métodos de inteligencia colectiva como el crowdsourcing podríamos destacar las siguientes:

  • Compilación de propuestas de calidad por parte de una comunidad.
  • Existen casos en los que funciona como un método de financiación colaborativo que hace realidad un determinado proyecto.
  • Es un mecanismo de valoración de ideas y resolución de problemas.
  • Fomenta la innovación.

Finlandia, país europeo que más participa en proyectos de crowdsourcing

Hay que decir que modelos colaborativos como el crowdsourcing tienen una mayor aceptación en países como Estados Unidos. En Europa, los países que más apuestan por este tipo de iniciativa son los países nórdicos, en concreto Finlandia, donde existen proyectos que han adquirido un gran valor económico en el tiempo.

El Gobierno finlandés acaba de realizar un llamamiento a la población para ayudar a digitalizar el archivo nacional mediante la comprobación de documentos escritos a mano. Hay que añadir además, que alrededor de 100 finlandeses por cada millón han escrito más de 5 artículos en la Wikipedia (uno de los proyectos de crowdsourcing más exitosos del mundo), muy por encima de la media de contribución.

Entre los casos de éxitos de crowdsourcing  más recientes, encontramos el caso de los cineastas finlandeses Samuli Torssonen y Timo Vuorensola que para la realización de su segundo largometraje Iron Sky solicitaron ayuda a sus fans y lograron recaudar más de 1 millón de euros. Después, inversores italianos y australianos al ver la aceptación que esta propuesta había tenido entre la gente decidieron invertir más dinero.

Dentro del ámbito tecnológico, existe software libre como la base de datos MySQL o el sistema operativo Linux (los dos procedentes de Finlandia) que invita a desarrolladores a seguir mejorando sus prestaciones con propuestas libres. El éxito de la base de datos MySQL fue tal, que la empresa Sun Microsystems decidió comprarla posteriormente por 1.000 millones de dólares.


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar