El color como impulso urbanístico

29 noviembre, 2012 Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Rehabilitación

A veces sólo es necesario un cambio de color en los edificios para convertir a una ciudad en un lugar interesante turística y urbanísticamente hablando. Existen muchas urbes que se han convertido en el destino de muchos viajeros sólo por contemplar la mezcla de colorido que albergan los edificios y sus calles. ¿Quieres conocer la historia de alguna de ellas?

Tirana (Albania): Color para cambiar el rumbo de una ciudad

Tirana es la capital de Albania, ciudad que experimentó importantes cambios urbanísticos a partir de los años noventa. Hasta entonces, la planificación urbana estaba ligada a la autosuficiencia y los terrenos pertenecían al Estado. A partir de 1990, la ciudad creció de forma desproporcionada (se duplicó en sólo cinco años) con el éxodo de los habitantes de las zonas rurales a la ciudad, teniendo que albergar a un mayor número de ciudadanos.

Aparte del aumento de las edificaciones y la necesidad de una trasformación urbanística, Tirana apostó por el cambio de la ciudad y hacerla más habitable pintando las fachadas. Querían dejar atrás el gris de la época pasada para marcar el comienzo de una nueva época con colores llenos de vida. El resultado puede verse en la siguiente imagen:

color
Fachada de uno de los edificios de Tirana, en Albania
(Fuente: Wikimedia Commons)

Hoy en día, Tirana es uno de los referentes turísticos de los viajeros que visitan Albania.

color
Edificio pintado de colores vivos, en Tirana (Albania)
(Fuente: Wikimedia Commons)

La Boca, patrimonio cromático de Argentina

El barrio de La Boca es conocido fuera de los muros argentinos por el famoso equipo de fútbol que lleva su nombre, la peculiar forma de su estadio de fútbol, los tangos y el color de las fachadas de sus edificios.

color
La Boca, Argentina
(Fuente: Wikimedia Commons)

Los colores vivos son recurrentes. De hecho, muchas fachadas están pintadas con más de una tonalidad. ¿Por qué? En sus inicios, fue un barrio residencial de marineros italianos y españoles que aprovechaban los restos que quedaban de pintar los barcos para adaptar las fachadas. La necesidad de adecuar los edificios del barrio y las intervenciones artísticas y urbanísticas del pintor Benito Quinquela Martín hicieron de La Boca un lugar destinado al arte, tanto en sus fachadas como en sus calles.

color
Fachadas de las casas en “Caminito”, situado en La Boca (Argentina)
(Fuente: Wikimedia Commons)

Al igual que en el caso de Tirana, es un lugar turístico de referencia de cualquier visitante que se acerque a Argentina.

Fuentes de referencia
Zabalbeascoa, Anatxu (2012) “¿Destacar o camuflar los edificios?” Blog “Del tirador a la ciudad” (El País)


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar