La influencia de la ecología en la moda saludable

15 mayo, 2012 Tiempo estimado de lectura: 6 minutos Eficiencia energética

El cambio de estación lleva siempre consigo la puesta a punto del armario ropero. Prendas pasadas de moda o viejas acaban sus días en cubos de basura o almacenes de reciclaje. Pero, ¿cómo se puede alargar la vida de una prenda? ¿Qué materiales benefician al consumidor? La segunda edición de Ecofashion, un certamen que defiende la moda saludable, ecológica y sostenible y que se celebró el pasado 4 de mayo en Barcelona, profundizó sobre las pautas a seguir para aumentar el tiempo de uso y la seguridad de la indumentaria a través del reciclaje, la utilización de sustancias ecológicas y la elección de marcas verdes.

Las prendas ecológicas son productos textiles elaborados con materiales reciclados y sustancias naturales que, además, cuentan con un proceso de fabricación que reduce considerablemente el empleo de recursos como el agua, durante su elaboración. De hecho, uno de los objetivos de estos fabricantes es apostar por el uso de fibras naturales como el bambú, que utiliza entre 2.750 y los 4.250 litros de agua por kilo para elaborar una prenda, frente a los 11.000/ 17.000 litros que necesita el algodón común.

Estos materiales proceden de cultivos ecológicos que garantizan la ausencia de sustancias químicas, como los pesticidas y los insecticidas, desde la siembra hasta la recolección.

Pese a que la filosofía de la moda saludable está encaminada a la protección del medio ambiente, los diseñadores y fabricantes presentes en el Ecofashion, aseguran que aumenta la calidad y la duración de las prendas, dos cualidades indispensables para reducir el consumo frecuente de ropa.

En España, existe un movimiento emergente encaminado a impulsar este tipo de ropa sostenible liderado por Slow Fashion Spain.

El compromiso medioambiental es alto. Y necesita garantías. Diversos certificados a nivel internacional y europeo cuentan con protocolos y mediciones para conocer en mayor profundidad las sustancias químicas que utiliza la industria textil en la elaboración de la ropa y reducir el uso de algunas sustancias consideradas como nocivas para la salud. Esta certificación lleva consigo un proceso de análisis en laboratorios y un apoyo internacional que muchas cadenas textiles respaldan.

“Made in Green” y “Oeko-Tex Standard”, certificados ecológicos

Certificados a nivel europeo e internacional, como “Made in Green” y “Oeko-Tex Sandard”, se encargan de garantizar a los consumidores la procedencia “verde” de la ropa y establecer los protocolos para controlar las sustancias que entran en el proceso de elaboración y transporte de los productos.

  • “Oeko-Tex Estándar”: certificado europeo que garantiza la seguridad de las prendas en base a los materiales utilizados en su elaboración. Cuenta con el aval de doce institutos de investigación textil pertenecientes a la asociación internacional del sector.

La moda ecológica certificada en Oeko-Tex Estándar usa valores límite según el tipo de prenda, es decir, en base a las cantidades máximas de sustancias nocivas para la salud que puede contener una determinada vestimenta para utilizarse sin peligro. Este nivel cambia según la distancia de dicha prenda con la piel.

La marca europea orienta las cantidades de sustancias tóxicas hacia cuatro tipos de productos textiles:

  • Textiles para bebés y niños hasta los tres años de edad: ropa interior, monos, etc… El certificado los califica de nivel I y cifra en un 42% el grado de proximidad de la prenda con el menor.
  • Textiles que entran en contacto directamente con la piel: ropa interior, blusas, camisas, etc… Se trata de un nivel II y el contacto con el grado de proximidad está fijado en un 54%.
  • Textiles con de contacto escaso: abrigos, chaquetas, etc… Es un nivel III de proximidad y el porcentaje está en un 1%.
  • Accesorios de decoración: cortinas, manteles, etc… Nivel IV y un 3% de proximidad.

Cada uno de los niveles anteriores tiene unos baremos asociados. Así, mientras la ropa para bebés tolera un 0,5 mg/kg de pesticidas en la elaboración de la prenda, los abrigos o ropa con escaso contacto con la piel sitúan el nivel en un 1 mg/kg.

Fuentes de referencia:

ECODES (2008). Somos lo que vestimos. Manual para el consumo responsable de ropa y complementos”. Gobierno de Aragón y la Fundación Ecología y Desarrollo.
RTVE (2012). “Ecofashion: Moda ecológica y comprometida”.


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar