Las bicicletas como medio de transporte y competición

25 abril, 2013 Tiempo estimado de lectura: 6 minutos Curiosidades

El 24 de abril de 1817 el barón Karl Freiherr von Drais presentó a la sociedad alemana el primer prototipo de bicicleta. Aquel artilugio, aún sin pedales, se ha convertido en el medio de transporte habitual para mucha gente, además de un deporte practicado por miles de personas.

Actualmente hay varias ciudades donde es habitual ver cientos de bicicletas por las calles. La mayoría de estas poblaciones ciclistas se encuentran en Europa, y hay dos que sobresalen del resto: Copenhague y Ámsterdam.

Copenhague, la mejor ciudad para ir en bici

La capital danesa es, según la Coordinadora en Defensa de la Bicicleta, la mejor ciudad del mundo para pedalear. Esta agrupación de asociaciones ciclistas destaca de Copenhague los 330 kilómetros de carriles bici que tiene la ciudad. Con un millón y medio de habitantes, el 55% de los viajes urbanos se hacen este medio de transporte. En total, por sus calles se recorren 1,2 millones de kilómetros diarios a dos ruedas y es que el 44% de las casas no tienen coche.

El 44% de los hogares de Copenhague no tiene coche

carril biciImagen de un ciclista en un carril bici de Copenhague.

Ámsterdam, una bicicleta por habitante

La imagen habitual de Ámsterdam es similar a la de Copenhague. El 28% de sus 750.000 habitantes utilizan la bicicleta a diario, y el 50% afirma subirse a ella habitualmente. Según los estudios, en la capital neerlandesa hay alrededor de 700.000 bicicletas, lo que hace casi una media de una bici por habitante.

bicicletas en amsterdamDos bicicletas aparcadas junto a un canal, en Amsterdam.

Bicicletas, salud para el medio ambiente

Además de los evidentes beneficios físicos que supone el uso habitual de la bicicleta, como la práctica de cualquier deporte, pedalear también supone un respiro para el medio ambiente. Un coche estándar suele expulsar a la atmósfera una media de 17 kilogramos de CO2 cada 100 kilómetros, a lo que hay que sumar el gasto en gasolina: alrededor de 10 euros para la misma distancia recorrida. Si estos datos los trasladamos a Copenhague podemos observar como la capital danesa evita un vertido de 200.000 kilos de CO2 a la atmósfera y ahorra 120.000 euros a diario.

Cada 100 kilómetros, un coche
emite de media 17 kilos de CO2

La bicicleta como deporte

Además de un medio de transporte, el ciclismo es un deporte que cuenta con muchos seguidores. Aunque existen diversas modalidades, podemos diferenciarlo entre el de carretera y el de montaña. En el de carretera hay multitud de competiciones al año, pero la que destaca sobre el resto es el Tour de Francia. En la última edición, celebrada entre junio y julio de 2012, el ciclista británico Bradley Wiggins fue el más rápido en completar las 20 etapas de la prueba, con un tiempo de 87 horas y 34 minutos. El corredor del equipo Sky montaba sobre una bicicleta de la marca Pinarello, concretamente el modelo Dogma 65.1 Think2, con un precio de entre 8.000 y 10.000 euros.

prueba ciclistaFotografía tomada durante una prueba ciclista.

En cuanto a la bicicleta de montaña, las pruebas suelen durar un solo día. La más importante que se celebró en 2012 fue el Campeonato del Mundo, que se disputó en la localidad austriaca de Saalfelden. El vencedor de la prueba fue el suizo Nino Schurter, que montaba una bici Scott Scale RC 650B realizada en exclusiva para él. Aunque ese modelo no se puso a la venta, debido a su composición está valorada en unos 10.000 euros.

Existen bicicletas de competición valoradas en 10.000 euros

Alejados de los precios de los modelos de paseo y de ocio, las bicicletas profesionales son más costosas debido a la tecnología que incorporan. Con el objetivo de conseguir el mínimo peso con las máximas prestaciones, los cuadros suelen fabricarse con fibra de carbono, que confiere estabilidad y ligereza.

Carbono, el material de las bicis de alta competición

Un cuadro realizado de carbono puede pesar alrededor de un kilo, que sumado al peso de otros componentes de la misma fibra o de materiales cerámicos confieren a la bicicleta un peso total que puede estar por debajo de los 8 kilogramos. Por el contrario, las bicis más baratas están fabricadas a partir de aluminio y hierro, materiales mucho más económicos, pero que tiene un peso superior. En total, un modelo de adulto puede llegar a pesar hasta 15 kilos, casi el doble que las de competición.


Así se hace: Bicicletas de carbono.

Ya sea para trasladarse de un sitio a otro o para hacer deporte, la bicicleta se ha convertido en un objeto para el que dejar sitio en el garaje o en el trastero. Por la ciudad o la montaña, cada vez es más habitual encontrarse a gente que disfruta de su tiempo libre pedaleando.

Fuentes de referencia

Álvarez, C. (2009) “La ciudad con más bicicletas que habitantes”, El País.
Fernández, A. (2013) “Las 18 mejores ciudades del mundo para ir en bicicleta”, Eroski Consumer.
Rodríguez, M. (2011) “Ámsterdam, la capital europea de la bicicleta”, Suite101.


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar