La vida artística y patrimonial de los cementerios

13 noviembre, 2012 Tiempo estimado de lectura: 5 minutos Curiosidades

¿Puede un lugar destinado a la muerte convertirse en un reclamo para la vida artística y patrimonial de una ciudad? La respuesta es sí. Numerosos cementerios de Europa son objetivo turístico y enclaves que marcan la historia y la cultura popular del entorno. Algunos de ellos cuentan con piezas con un elevado valor artístico que a día de hoy pueden conocerse a través de recorridos guiados y exposiciones dentro de los camposantos. ¿Quieres conocer alguno de ellos?

Conservar el valor de los cementerios

La Asociación Europea de Cementerios Singulares recoge en su página web los camposantos más interesantes que merece la pena visitar en Europa en base al valor arquitectónico, artístico e histórico del lugar. Se trata de una entidad encargada de promover los cementerios europeos como parte fundamental de la herencia de la Humanidad y entre sus objetivos se encuentran la protección, restauración, cuidado y mantenimiento de los camposantos.

Promueven una ruta a nivel europeo que actualmente consta de 63 camposantos distribuidos en 50 ciudades de 20 países de la Unión Europea, y que la Unión Europea ha declarado como Ruta Cultural de Europa. España es el país que alberga el mayor número de enclaves dentro del itinerario, con cerca de 20 cementerios singulares para visitar.

A través de un mapa, la entidad muestra la ubicación exacta de cada cementerio. Muchos de ellos compatibilizan desde hace años la labor funeraria y la cultural, convirtiéndose en contenedores culturales de temas relacionados con la vida y la muerte donde caben exposiciones, actividades, museos e incluso en algunos casos, yacimientos arqueológicos.

cementerios

Panteón en el cementerio de San Isidro (Madrid). Organiza visitas guidadas y es uno de los camposantos recomendados por la asociación de cementerios singulares
(Fuente: Wikimedia Commons)

Cementerios como centros de exposiciones

La ciudad asturiana de Avilés cuenta con uno de los cementerios más interesantes de España pero también de Europa. El camposanto de La Carriona, construido en 1897, destaca frente al resto por la buena conservación de los panteones y las tumbas. Es cierto que se trata de un camposanto un tanto especial, porque son las familias de los fallecidos quienes siguen teniendo la titularidad del suelo y promueven su conversación.

Las buenas condiciones de estas reliquias funerarias han llevado a organizar exposiciones y plantearse visitas escolares, realizar conciertos y muestras de danza dentro de sus muros.

Reclamo turístico

“Museo del Silencio”. Así se llama a la ruta turística del Cementerio General de Valencia que promueve desde hace cuatro años el ayuntamiento con el objetivo de mostrar y divulgar los tesoros artísticos del camposanto que cuentan con doscientos años de antigüedad, así como tumbas de personas ilustres.

En él se encuentran enterradas familias de renombre para la vida pública de Valencia y personajes que en vida se dedicaron a la pintura, como Antonio Cortina y a los toros, como Manuel Granero.

Camposantos multicolores

Dumbría es una localidad situada en A Costa da Morte, en Galicia, que recientemente cuenta con un nuevo cementerio bastante original. No destaca por su historia, ya que está a punto de inaugurarse, ni por los personajes famosos que él están enterrados, ya que todavía no hay nadie bajo tierra, si no por el diseño de cada una de sus lápidas. Cada una de ellas tiene un color diferente y cuenta con cubiertas traslúcidas donde se insertan placas que imitan las ramas de los árboles al moverse. El objetivo es integrar el espacio en el paisaje boscoso donde está ubicado aparte de suponer un referente e inaugurar una nueva forma de entender los cementerios.
Fuentes de referencia
Hosteltur (2012) “Turismo de cementerios en España: 20 ciudades muestran su oferta


Identifícate
Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario
Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.
Llamar