Algo se mueve en las grandes capitales: Proyectos urbanísticos en Barcelona (I)

29 abril, 2019 Tiempo estimado de lectura: 6 minutos Arquitectura

Que el mercado inmobiliario se está moviendo es una realidad. Aún no sabemos si a ritmo de ‘rock’ (desde Tinsa nos decantamos más bien por el swing en este momento…), pero lo cierto es que las grúas han vuelto al territorio nacional. Nada mejor que #datos para arrojar luz sobre el asunto, asi que hemos recurrido a la red de tasadores de Tinsa para que nos cuenten qué proyectos se mueven en las grandes ciudades y cómo transformarán sus mapas urbanísticos a largo plazo. A lo largo de una serie de cinco artículos vamos a recoger cuáles son los proyectos más emblemáticos en curso o en proyecto en cada una de las cinco mayores capitales, en distintos ámbitos de la actividad inmobiliaria. Hoy estrenamos serie con la ciudad de Barcelona.

Barcelona, referente en oficinas en Europa

Si en algo coinciden todos los expertos a la hora de evaluar el futuro de Barcelona es en su afán por convertirse en el foco tecnológico de Europa, gracias la consolidación de su distrito 22 como un ecosistema de talento e innovación. Según el último informe realizado por la consultora de Real Estate BNP Paribas, en este distrito la superficie de oficinas de la Ciudad Condal se ampliará en 335.000 m2 durante los próximos tres años.

Ubicado dentro del histórico barrio de Poble Nou, de origen industrial, ha pasado a convertirse en la gallina de los huevos de oro para fondos e inversores. No es solo el distrito en el que las empresas quieren estar, sino el referente en innovación, atracción e internacionalización para gigantes como Facebook o Amazon, marcas de retail como Mango o de alimentación como Lidl.

Las empresas públicas mueven ficha donde hay suelo disponible

En el ámbito residencial, hablar del futuro de Barcelona implica hablar de transformación urbanística y empuje de la iniciativa pública. Los desarrollos en marcha se circunscriben a las dos áreas en las que queda suelo disponible, como son la Marina del Prat Vermell y el sector de ‘San Andreu, con un fuerte impulso público. La zona de Marina del Prat Vermell, situada al final del paseo de la Zona Franca, cerca del recinto ferial Montjuic, ha experimentado un cambio de 360º y su suelo, antes de uso industrial, ha pasado a proyectarse como residencial.

La superficie se repartirá entre la construcción de pisos, instalaciones de uso productivo y equipamientos públicos. Aquí, las entidades públicas Consorci de la Zona Franca (CZF) y Barcelona Gestiò Urbanística (BAGURSA) ostentan un papel relevante y han comenzado obras de considerable magnitud, que se ejecutarán a través de 14 sectores de actuación. En concreto, CZF es la propietaria de 150.000 m2 de suelo en la Marina del Prat Vermell (superficie equivalente a 21 veces el terreno de juego del Camp Nou). Allí se promoverán 9.267 viviendas libres y otras 5.568 concertadas. Como punto de partida, se ha anunciado que un total de 11.000 viviendas se pudieran entregar en 2022.

San Andreu se reactiva para alquiler social

San Andreu, cuyo desarrollo siempre ha estado condicionado por las obras de la estación de La Sagrera, es el segundo gran ámbito urbanístico con el que se agota el espacio disponible para transformar la ciudad, según apuntan los técnicos de Tinsa. Las obras planteadas se ejecutarán en dos fases hasta 2020.

En una primera fase, se trabajará para inaugurar un gran parque urbano de 1,2 hectáreas en la zona delimitada por las calles Gran de Sant Andrei, Paseo Santa Coloma, Torras i Bages y Andreu y Palomar. Allí está previsto abrir un centro ocupacional por parte de la Cooperativa Centre Especial de Treball i Centre Ocupacional TEB Sant Andreu, que tiene la concesión para desarrollar sus actividades sociales en estos suelos, de cuya valoración se ha ocupado Tinsa.

En una segunda fase, la intención es urbanizar terreno público para conectar los entornos de Paseo Torras i Bages, Santa Coloma y las calles de Palomar y Fernando Pessoa (dedicado en el pasado a instalaciones militares) e inaugurar 160 viviendas de alquiler social, además de una casa juvenil, una guardería y un pabellón deportivo. Precisamente, en esta área, el Consorci de la Zona Franca tiene dos parcelas en propiedad de más de 100.000 m2, que pertenecieron al Ministerio de Defensa, y de los que más de 22.000 m2 se destinarán a uso residencial a largo plazo.

Preocupación por los más jóvenes

Dar respuesta a las necesidades de los más jóvenes es una de las mayores preocupaciones actualmente en materia de vivienda. La operadora Habitatge Metròpolis Barcelona quiere ampliar notablemente el parque dedicado a vivienda pública residencial de la ciudad, que hoy día sólo representa un 2% del total.

Promovida desde el Área Metropolitana de Barcelona y participada accionarialmente por el Ayuntamiento de la ciudad, Habitatge está buscando un socio privado que aporte el 50% del capital necesario para garantizar la viabilidad de 4.500 pisos en 8 años, con un precio de alquiler tope de 750€/mes.

En el apartado de obras de remodelación, destaca la rehabilitación del edificio Estel (antigua sede de Telefónica), en el Eixample. El proyecto para convertirlo en un edificio de viviendas prime que se barajó en 2018 y cuyas obras fueron paralizadas por el Ayuntamiento por incumplimientos reiterados con la licencia, se retoma de nuevo y actualmente está en trámites para promover en este lugar un complejo de 421 viviendas, 575 plazas de aparcamiento y una galería comercial.


Identifícate

Identifícate más rápido utilizando tu cuenta de Google


O utiliza la cuenta con la que te has registrado en Tinsa

Si aún no has creado tu cuenta, REGÍSTRATE AHORA.
Recordar contraseña
Volver a acceso
Crear nueva cuenta de usuario

Regístrate más rápido utilizando tu cuenta de Google


También puedes registrarte introduciendo los datos manualmente

Si eres un usuario registrado, INICIA SESIÓN.