Blog

Compra y rehabilitación de pueblos abandonados
20 enero, 2012 El Valor de las cosas, Estimaciones económicas, Rehabilitación, Valor, Valoraciones económicas

El municipio de Lacasta (Aragón) fue el primer pueblo de España en ponerse en venta a un precio de 189.000 euros. Ahora viven en él alrededor de 12 habitantes encargados de su rehabilitación y mantenimiento de forma sostenible y autogestionada. Un estilo de vida que cada vez gana más adeptos al cumplir el sueño de muchas personas: sustituir el caos de la ciudad por la tranquilidad de la naturaleza.

En la actualidad existen en España en torno a 500 aldeas deshabitadas. Núcleos rurales que han sido abandonados y cuentan con inmuebles deteriorados que son puestos en venta por empresas, consorcios o particulares aunque con algún matiz, ya que como indica la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), los bienes públicos no son enajenables.

Bienes públicos frente a bienes privados

Una persona puede comprar todos los inmuebles que forman parte de un pueblo abandonado exceptuando los bienes públicos, cuya venta está prohibida por ley. Desde el punto de vista jurídico este hecho supone que una persona no puede convertirse en propietaria de un pueblo entero aunque se denomine así coloquialmente, ya que el comprador que adquiera los inmuebles siempre deberá ceñirse a la normativa vigente del consistorio al que pertenezca el lugar.

¿Por qué comprar un pueblo abandonado?

Principalmente existen cuatro tipos de compradores de pueblos abandonados con diferentes fines:

  • Inversores inmobiliarios: Adquieren una gran cantidad de inmuebles o propiedades de forma individual para proceder posteriormente a su venta como paquete urbanístico.
  • Particulares con proyectos de negocio: Turismo rural, granjas agrícolas, huertos ecológicos, empresas de turismo activo y aventura, etc…
  • Personas que buscan mejorar su calidad de vida y se trasladan a estos entornos haciendo frente a la rehabilitación del lugar de forma sostenible.
  • Los propios vecinos del pueblo que de forma afectiva compran inmuebles para familiares, asegurando la supervivencia del pueblo.

Dos personas paseando en bicicleta

Cada vez son más las personas que deciden trasladarse a pequeños espacios rurales deshabitados para disfrutar de la naturaleza

Algunos de los pasos a seguir a la hora de comprar un pueblo abandonado

  • Obtener información sobre qué pueblos abandonados existen en España. En la web Pueblos Abandonados, hay un completo listado e información con las características geográficas de cada lugar.
  • Solicitar en la Sede Electrónica de la Dirección General del Catastro (SEC), una relación de los bienes privados que componen cada sitio y que están puestos en venta.
  • Obtener información a través del ayuntamiento al que pertenezca el pueblo sobre el abastecimiento de los servicios básicos, trámites, gestiones, etc., para evaluar los costes.
  • Analizar detenidamente toda la información obtenida y sopesar las ventajas e inconvenientes de la posible compra.

 

Algunos pueblos de España puestos en venta

Oteruelo de Ocón (La Rioja): 176.000 euros

Lacasta (Aragón): 189.000 euros

O Viso (Galicia): 240.000 euros

La venta de Lacasta tuvo una gran repercusión en los Medios

Fuentes de referencia:


Subir